martes, 6 de noviembre de 2012

CÓMO ELEGIR UNA GRABADORA DIGITAL


Imagen de la herramientaHace ya más de diez años que dejamos atrás las grabadoras de cassette. Con el formato digital, la investigación cualitativa ha ganado en calidad y en productividad.

A la hora de elegir una grabadora, debemos considerar que existen los MP3 y las grabadoras de periodista. Estas últimas suelen ser de fácil manejo, pero en ocasiones requieren la instalación de complicados software’s.



El atributo que más debemos observar es el caudal, los kb/s (kilobits por segundo), medida que da cuenta de la calidad de la grabación. Recordemos que una buena grabación facilita una buena transcripción. En el mercado encontramos grabadoras MP3 con caudales de 128 kb/s. Un error muy común es el de mirar más la capacidad de almacenamiento, medida en GB. Porque, bajo nuestro punto de vista, 1 GB es más que suficiente para grabar horas y horas en una jornada de trabajo.

Otro aspecto a tener en cuenta es la función de reducción de ruidos o noise reduction, que facilitará una mejor transcripción de lo hablado.

En cuanto a la fuente de energía para la carga de la batería, puede tener una o dos pilas AA o AAA o disponer de una batería de litio recargable mediante puerto USB o similar. Alguna mala experiencia de descarga de la batería de litio nos ha llevado a preferir las pilas, más fácilmente reemplazables en caso de apuro.

Hemos observado igualmente que, últimamente, se están comercializando unas grabadoras llamadas "digitales" pero que no disponen de un puerto de comunicación con el PC. Debe señalarse que esta opción no es muy recomendable para su uso en investigación cualitativa. Por esta razón, debemos asegurarnos que en la caja del producto hay referencia a la existencia de un puerto USB o similar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario