domingo, 16 de septiembre de 2018

CRECIMIENTO DE LA DESIGUALDAD SOCIAL

En esta oportunidad queremos exponer la tesis fundamental de Thomas Pikketty, la cual es el corazón de la reflexión de su libro El Capitalismo del Siglo XXI.

Plantea que el crecimiento moderno y la difusión de los conocimientos permitieron evitar el apocalipsis marxista, pero no modificaron las estructuras profundas del capital y de las desigualdades, o por lo menos no de manera tan optimista como se imaginó, en la época posterior a la segunda Guerra Mundial.

Pikettty señala: cuando la tasa de rendimiento del capital supera de modo constante la tasa de crecimiento de la producción y del ingreso-lo que sucedía hasta el siglo XIX y amenaza con volverse en la norma en el siglo XXI-, el mecanismo produce mecánicamente desigualdades insostenibles, arbitrarias, que cuestionan de modo radical los valores meritocráticos en los que se fundamentan nuestras sociedades democráticas (2014:42). Es decir, si la tasa de rendimiento del capital se coloca con fuerza por encima de la tasa de crecimiento por un tiempo prolongado (lo cual puede ser más probable cuando hay un bajo crecimiento), entonces existe una alta probabilidad de aumento de la desigualdad en la distribución de la riqueza. Bajo estas circunstancias, los patrimonios heredados dominan por mucho a los patrimonios constituidos a lo largo de una vida de trabajo, cuestionando los pilares de justicia social y movilidad social de las democracias. Esto se observa actualmente con el crecimiento del número de multimillonarios al tiempo que se presenta un empobrecimiento de la sociedad en su conjunto y de la clase media en particular.

Según este investigador, este proceso de desigualdad creciente nada tiene que ver con las imperfecciones del mercado; al contrario, cuanto más perfecto sea el mercado del capital, más probabilidad hay de que aumenten las desigualdades. Por ello propone la creación de instituciones y políticas públicas orientadas a contrarrestar esta tendencia, tales como la creación de un impuesto mundial y progresivo sobre el capital.

Como cabría esperar, la tesis de Piketty ha sido muy discutida, pero uno de los grandes aportes de Piketty es volver a colocar en la reflexión colectiva de la economía el problema de la desigualdad en la distribución de la riqueza, demostrando a través de un trabajo histórico riguroso cómo ésta presenta un crecimiento imparable, con efectos económicos, sociales y ecológicos a nivel global, lo cual abre la necesidad de crear instituciones y políticas públicas de forma global.

BIBLIOGRAFÍA

Piketty, Thomas, 2014, El capitalismo en el siglo XXI. España, Fondo de Cultura Económica.

domingo, 9 de septiembre de 2018

FRACASO ESCOLAR VS ABANDONO ESCOLAR

Sarceda-Gorgoso, Santos-González y Sanjuán Roca (2017) realizan una
Fracaso y abandono escolar
diferencia entre fracaso y abandono escolar, distinción que depende de la forma como cada sociedad interpreta su sistema educativo. Es así como este primer término suele ser muy común en Europa mientras en EEUU no suele utilizarse.

El concepto de fracaso escolar es muy polémico, especialmente en el momento de su medición, debido a que no existe un acuerdo general sobre qué entender por el mismo y por la forma como son presentados los datos, lo cual se presta a confusión. Tal como lo expresan los autores, es un objeto de discusión “por dos motivos: su valor denotativo, ya que no hay una definición clara del mismo, y su valor connotativo, pues conllevaría la descalificación e incluso la estigmatización del alumno/a. Así pues, realizar una conceptualización de fracaso escolar constituye en sí mismo un problema que lleva en la práctica a una definición dicotómica “reduciendo las múltiples diferencias del alumnado a una división binaria: éxito o fracaso” (Fernández-Enguita et al., 2010, p.11, citado por Sarceda-Gorgoso et al, 2017:83).

No obstante la polémica, las autoras optan por una perspectiva amplia y definen fracaso escolar como “toda forma de no consecución de los objetivos escolares proclamados por la sociedad” (Fernández-Enguita et ál., 2010, p.23). Para el caso de España, el fracaso escolar está vinculado con alcanzar o no la enseñanza obligatoria, es decir, la ESO, acorde con el grupo de edad. En este sentido, es alcanzar la escala mínima esperada socialmente y de carácter obligatorio. En la línea del fracaso objetivo, señalan dos situaciones, una de riesgo de fracaso escolar (absentismo crónico, desmotivación, dificultades de aprendizaje, repetición, entre otros) y otra de facto relacionada esta última con alumnos que repiten cursos y no logran llegar a los resultados de aprendizaje señalados por el sistema.

Mientras el abandono escolar, para el caso de España, estaría relacionado con la no continuidad o suspensión de la enseñanza postobligatorias. Estas dos situaciones se han convertido en un problema social en la medida en que el fracaso escolar sigue siendo muy alto en España ( 18,3% en 2017) y está asociado a situaciones de exclusión económica (incapacidad de asegurar ingresos suficientes, empleo inseguro, dificultad de acceso a los recursos), de privación social (ruptura de lazos sociales, alteración de los comportamientos sociales, deterioro de la salud) y privación política (falta de participación, escasa representación, carencia de poder, etc.) (Marhuenda, 2006:21).


BIBLIOGRAFÍA

Fernández-Enguita, M., Mena, L. y Riviere, J. (2010). Fracaso y abandono escolar en España. Barcelona: Fundación La Caixa.
Marhuenda, F. (2006) La formación para el empleo de jóvenes sin graduado: educación, capacitación y socialización para la integración social. En: Revista de Educación, 341. Septiembre-diciembre 2006, pp.15-34.
Sarceda-Gorgoso, M.C., Santos-González, M.C. y Sanjuán Roca,M.M. (2017) La Formación Profesional Básica: ¿alternativa al fracaso escolar?. Revista de Educación, 378. España. Octubre-Diciembre 2017, pp. 78-102.

domingo, 2 de septiembre de 2018

R-SHINY, PRESENTA TUS RESULTADOS CUANTITATIVOS EN LA WEB

Logotipo del paqueteEn ocasiones, sentimos la necesidad de difundir los resultados de nuestras investigaciones cuantitativas a través de la web. Buscamos la posibilidad de que los visitantes puedan navegar a través de los datos obteniendo cuadros estadísticos y gráficos. En otras ocasiones, requerimos que nuestro equipo de trabajo pueda cargar rápidamente este tipo de información.

Con anterioridad, nos hemos referido a la herramienta R, que es software libre basado en un lenguaje orientado a la estadística que nos abre la posibilidad de realizar una infinidad de tareas, desde las aproximaciones más sencillas a los análisis más complejos.

Recientemente, hemos descubierto R-Shiny, un paquete de R que permite crear aplicaciones que se pueden consultar desde la web. Nos parece una herramienta excelente, de la que destacamos su solidez y su eficiencia. Una forma de aprovechar las potencilidades que brinda el lenguaje R para difundir nuestras investigaciones.

Si ya tienes instalado R en tu ordenador, puedes descargar el paquete con el siguiente comando:


 install.packages("shiny")


Si los datos están en SPSS, SAS, excel u otros formatos, también puedes convertirlos a R y publicarlos con R-Shiny.

Puedes obtener un manual en la siguiente dirección

No dudes en consultarnos si tienes alguna cuestión relacionada.

domingo, 26 de agosto de 2018

IMPUESTO MUNDIAL SOBRE EL CAPITAL

Foto del economista francésCon su libro El Capitalismo del Siglo XXI, Thomas Piketty es hoy por hoy considerado como uno de los mejores economistas del presente siglo.

Piketty (2014) sugiere reflexionar sobre un impuesto mundial sobre el capital como mecanismo de regulación del capitalismo patrimonial globalizado del siglo XXI. Lo plantea como una “utopía útil”, sin desestimar el papel que debe seguir cumpliendo el Estado social y el impuesto progresivo sobre el ingreso.

Propone un impuesto mundial y progresivo sobre el capital, cuya importancia sería preservar la apertura económica y la globalización, sobre la base de repartir los beneficios de forma justa dentro y entre países. Se trata de un impuesto progresivo y anual sobre el patrimonio global, el cual busca gravar más las riquezas mayores a la vez de considerar el conjunto de activos, bien sea de carácter inmobiliario, financiero o empresarial.

Para ello se requiere dar inicio a los proyectos de transmisión automática de información bancaria, para garantizar la transparencia financiera y con ello contar con información para determinar el impuesto al capital; proceso que, por cierto, marcha muy lento sin mayores sanciones al capital global, dada la opacidad sobre la distribución de la riqueza y las fortunas mundiales. Ello obligaría a precisar y ampliar los contenidos de los acuerdos internacionales sobre esta materia.

Destaca también que la función fundamental de este impuesto no es financiar el Estado social, sino regular el capitalismo. Esto supondría colocar límites a la desigualdad creciente a nivel global derivada de la riqueza a la vez que posibilitar una regulación eficaz de las crisis financieras y bancarias.

Invitamos a la reflexión: ¿es un planteamiento útil el impuesto mundial sobre el capital?


BIBLIOGRAFÍA

Piketty, Thomas, 2014, El capitalismo en el siglo XXI. España, Fondo de Cultura Económica.

domingo, 19 de agosto de 2018

I CONGRESO INTERNACIONAL SOBRE EQUIDAD, EDUCACIÓN Y GÉNERO

La Universidad de Murcia, que estrenó este curso el Grado de Sociología, organiza la primera edición del Congreso Internacional sobre Equidad, Educación y Género. El evento se celebrará entre los días 19 al 21 de Septiembre de 2018.

En el momento actual, todavía está abierto el plazo de presentación de propuestas de comunicación (hasta el 3 de Septiembre), así como el de inscripción (hasta el 10 del mismo mes, día en que se publicará la relación de las comunicaciones admitidas junto con el programa del Congreso).

Las temáticas están divididas por los bloques señalados en el título. Así, por el lado de equidad, se tratarán temas relacionados con políticas públicas, exclusión social, diversidad y multiculturalidad, así como desarrollo y sostenibilidad. Por lo que respecta a educación, los temas propuestos son bullying, coeducación, democracia, ciudadanía y derechos humanos, así como pedagogía para la igualdad. Y, por último, la dimensión de género se construye a partir de mercado laboral y profesionalización, empoderamiento y participación, rendimiento y trayectorias académicas y, por último, patriarcado, coerción y violencia.

En el siguiente enlace podéis encontrar más información sobre los materiales.

domingo, 12 de agosto de 2018

AMPLIANDO EL SIGNIFICADO DE PARTICIPACIÓN, TRES NOCIONES DIFERENTES

Las representaciones sobre lo que significa
Imagen de la filósofa norteamericanaparticipación han evolucionado mucho en los últimos años. Algunos movimientos críticos, especialmente el feminismo, han contribuido a ampliar el concepto de participación, más allá de la participación política.

En ese contexto, la filósofa norteamericana Nancy Fraser definió el concepto de contrapúblicos subalternos, que hace referencia a “arenas discursivas paralelas en las que los miembros de grupos sociales subordinados elaboran y difunden con­tradiscursos con el fin de formular su propia interpretación de sus identidades y necesidades” (1990: 67).

Jone Martínez Palacios (2018) publica los resultados de una investigación cualitativa realizada en el País Vasco, en la que clasifica tres imágenes diferentes de participación:

En primer lugar, una “concepción amplia de la participación”, que trata de identificar cualquier acto transformativo como acto participativo. Un aspecto característico de esta concepción es que se apoya en la idea de que la participación es una cuestión de poder.

En segundo lugar, una “concepción mixta de la participación”, que tiende a reproducir la división entre participación visible e invisible, dotando de una mayor importancia a la primera sobre la segunda. Igualmente, tiende a incorporar una noción de la participación basada en dicotomías y jerarquías.

Y en tercer lugar, la “concepción restrictiva de la participación”, que se basa en la ilusión de la existencia de una participación culturalmente neutra y universal de la que se subrayan sus aspectos técnicos más allá de una interpretación sobre el poder.

REFERENCIAS

Fraser, N. (1990) «Rethinking the Public Sphere: A Contribution to the Critique of Actually Existing Democracy». Social Text, 25/26, 56-80. <https://doi.org/10.2307/466240>.

Martínez Palacios, J. (2018) ¿Qué significa participar? Reflexiones sobre la construcción de las imágenes de la participación. En: Revista Papers, 2018,103/3, pp. 367-393.

domingo, 5 de agosto de 2018

PRECARIEDAD COLECTIVA EN STANDING

Cuando utilizamos el concepto de 
Imagen de economista británicoprecariedad ligada al trabajo, pensamos en sujetos y grupos de personas que sufren la desregulación laboral y económica. Nos referimos a aquellos perfiles laborales que cuentan con un mayor desempleo, parcialidad, intermediación laboral o menores ingresos. Podemos, incluso, tener en cuenta a aquellas trabajadoras y trabajadores que han adquirido nuevas formas de empleo que las apartan de la relación laboral clásica, en cuanto a derechos y protección social.

Pero Guy Standing añade algo más: la precariedad no es un nivel salarial o de ingresos monetarios recibidos en determinado momento, sino la falta de apoyo comunitario en tiempos de necesidad, la carencia de subsidios empresariales o estatales asegurados, y la carencia de beneficios privados que complementen las ganancias monetarias obtenidas” (2013: 34).

Dicha definición traslada la cuestión de la precariedad más allá del destino individual y la convierte en un problema colectivo y, como tal, político. Que abre nuestra mirada a lo que sucede a nuestro alrededor más allá de corsés de individualización y biopolítica.


REFERENCIAS

Standing, G. (2013) El precariado: una nueva clase social. Madrid: Pasado y Presente.

domingo, 29 de julio de 2018

EL MAL LLAMADO ACOSO LABORAL ENTRE COMPAÑEROS

Biopolítica en las representaciones del acoso laboralHace poco tiempo, realizábamos el estudio "Prácticas de acoso laboral y sus formas de resolución jurídica" (López y Seco, 2016). Durante la recogida de información, oímos hablar varias veces de acoso laboral entre compañeros, aunque en todos los casos que pudimos analizar había una relación jerárquica entre víctima y victimario.

Reflexionando sobre esta expresión, enseguida comprendimos que hacía referencia a un acoso laboral que se da dentro de un equipo de trabajo, de compañero/a a compañero/a. Acoso percibido como el reflejo de una ambición individual desenfrenada que desencadena en maltrato o violencia psicológica. Una acción cometida por perfiles tóxicos capaces de realizar un grave daño a compañeros con los que trabajan.

Pero esta representación del acoso laboral olvida, a nuestro juicio, el contexto social e histórico en el que se desarrolla el problema, por tres principales motivos:

En primer lugar, porque desconoce la responsabilidad de las empresas en estas prácticas. Porque los modelos de gestión del recurso humano, las políticas de promoción interna, los programas de productividad o la ambigüedad en la distribución de las tareas, entre otras causas, pueden crear el caldo de cultivo para la violencia laboral entre compañeros. 

En segundo lugar, porque la desregulación laboral, vista como reducción de derechos de las trabajadoras/es o disminución de la importancia de la negociación colectiva en favor de la negociación individual; puede contribuir también a generar el ambiente propicio para la violencia en el trabajo.

Y en tercer lugar, porque el poder puede ir más allá de los rangos jerárquicos. En muchos casos, alguien puede tener un poder mayor que otra persona de similar rango. Porque el poder, en ocasiones, puede ir más allá de la estructura jerárquica. Así, la experiencia, las habilidades y la rentabilidad que determinados sujetos aportan a sus organizaciones emanan un cierto poder a unos respecto a otros. Entre dos "compañeros" de igual rango, puede haber uno que se encuentre en una mejor “situación de mercado” dentro de la empresa. Y que esa ventaja le otorgue una protección especial por parte de ésta en el caso de que surja un conflicto: a la hora de creer su relato y a la hora de tomar decisiones para resolver el conflicto. Puede, incluso, que en un caso concreto de acoso laboral ya haya habido precedentes similares dentro de la misma organización, generándose situaciones de impunidad que facilitan la explosión de nuevos casos de acoso.

En resumen, el mal llamado "acoso laboral entre compañeros" nos parece una expresión biopolítica que debemos transformar ampliando las miras más allá de lo individual y poniendo sobre la mesa la responsabilidad del actor empresarial en cualquier tipo de acoso. Porque no se trata de un problema que se pueda tratar mirando para otro lado y, mucho menos, desplazando la responsabilidad hacia los sujetos y sus características individuales.

Se admite la discusión de esta idea.


REFERENCIAS

López, C.M. y Seco, E. (2016) Tipología de Mobbing - una mirada desde la responsabilidad de la empresa. En Sociologias, Porto Alegre, año 18, nº 43, Sep/Dic. 2016, pp. 364-401.

domingo, 22 de julio de 2018

¿BAJADA DEL NIVEL ESCOLAR EN ESPAÑA?

Cada vez es más frecuente escuchar en España discursos que eluden a una bajada del nivel escolar en España. Algunos literatos y expertos aparecen en los medios de comunicación planteando que los maestros cada vez exigen menos y los alumnos han dejado de esforzarse. Y lo hacen frecuentemente citando los resultados de las pruebas PISA, en las que los alumnos españoles obtienen resultados ligeramente inferiores a los de la media de la OCDE.

Pero ¿es cierto que el nivel escolar ha bajado? Enrique Martín Criado (2018) reflexiona sobre ello y plantea que la diferencia es realmente pequeña y que se debe al origen social de los estudiantes.

Hace años que los sociólogos de la educación han comprobado que el rendimiento escolar está muy relacionado con el nivel educativo y ocupacional de los padres y las madres. Y, en ese sentido, la diferencia con el promedio de la OCDE se explica porque en la mayoría de estos países el nivel de estudios de los progenitores suele ser sensiblemente más alto que en España, debido a que acumulan más años de políticas educativas que han tratado de favorecer a los colectivos más vulnerables. Es decir, que si descartamos esas diferencias en el nivel educativo de padres y madres, el resultado de los alumnos españoles sería ligeramente superior a la media de la OCDE (Martínez García, 2013).´


                


Martín Criado señala que se trata de un debate interesado, en el que se combinan anhelos de privatización, visiones neoliberales o, incluso, supuestos proyectos pedagógicos innovadores. Que cuando se les pregunta a los padres por la calidad de los centros educativos en los que estudian sus hijos lo valoran positivamente, pero cuando se les pregunta por la calidad del sistema educativo en general responden lo que escuchan en los medios de comunicación.


REFERENCIAS

Martín Criado, E. (2018) Juventud y educación: cuestión de clase. En: ENCRUCIJADAS. Revista Crítica de Ciencias Sociales || Vol.15, 2018, r1501.

Martínez García, J. S. (2013) Fracaso escolar, PISA y la difícil ESO. En: RASE. Revista de la Asociación de Sociología de la Educación, 2(1): 56-85.

lunes, 16 de julio de 2018

HISTORIA DE LA MEDICALIZACIÓN

Policía médica alemana (siglo XVI)En el debate sobre si la medicina de finales del siglo XX era más individualista o más social, Michel Foucault introduce los elementos de control de la sociedad sobre los individuos y socialización del cuerpo. La medicina es, de esa manera, una estrategia biopolítica (p. 5).

Para explicar esto, recurre a la historia. Plantea tres modelos que están en el origen de la medicina actual: la medicina de estado en Alemania, la medicina urbana en Francia y la medicina de la fuerza laboral en Inglaterra.

El modelo alemán tenía que ver con una preocupación por calcular la fuerza activa de las poblaciones en el siglo XVI, a través de censos y estadísticas que se sostenían en la pretensión de intervenir en la salud de la población. La creación de la Medizinischepolizei o policía médica en 1764 dice mucho al respecto. Consistía en un sistema más completo de observación de la morbilidad, normalización de la práctica y el saber médico, así como de su formación y organización institucional. Aparece el médico como administrador de la salud (p. 10).

El modelo francés de medicina urbana surge del temor a los problemas de la vida de las grandes ciudades. En ese contexto, se da el modelo médico y político de la cuarentena. Medicalizar a un individuo significaba separarlo y, de esta manera, purificar a los demás. En el caso de la lepra se utilizó la estrategia de aislar a los enfermos en lugares apartados. Igualmente, se creó la figura del cementerio individualizado. A finales del siglo XVIII se configuró la noción de salubridad, ligada a la preocupación por la calidad del aire y del agua.

El modelo de medicina de la fuerza laboral en Inglaterra, índice en estos aspectos con un especial énfasis en el control médico del necesitado. Surgió ligado al desarrollo industrial y al crecimiento del proletariado. Se crea un sistema de asistencia y controles médicos asociados al mismo. Tenía que ver con un cordón sanitario para proteger a los más privilegiados. A mediados del siglo XIX provocó, incluso, resistencia popular, pequeñas insurrecciones anti-médicas: deseo de escapar a la medicalización autoritaria (p. 22).

Los tres modelos inciden en el proceso de medicalización ligado al poder, a la intervención pública sobre la salud de los individuos a través del control.


REFERENCIAS

Foucault, M. (1977) Historia de la medicalización. En: Educación médica y salud, Vol. 11, No. 1, pp. 1-25.

domingo, 8 de julio de 2018

¿QUÉ ES VALOR PÚBLICO?

Confianza y legitimidad de los servicios públicos
La discusión sobre valor público emerge con Mark Moore (1995), quien reflexiona sobre la gestión estratégica en EE.UU. A principios de siglo, Kelly y Muers (2002) abordan la reforma de los servicios públicos en Gran Bretaña y sugieren que el valor público es un camino para reconciliar la democracia y la eficiencia a través del diálogo y el intercambio.

Smith afirma que el valor público no es propiedad de los partidos políticos, instituciones de servicio público, disciplinas académicas o profesionales. El valor público se define y redefine a través de la interacción social y política. Compromete a políticos, funcionarios y comunidades. Los funcionarios públicos deben involucrar a la autoridad política, colaborar entre sí dentro y entre los límites institucionales, administrar de manera eficiente y efectiva, interactuar con las comunidades y los usuarios de los servicios y desarrollar reflexivamente su propio sentido de vocación y deber público (2004:69).

Distante de una mirada gerencial de la gestión pública, reconoce la importancia de una gestión orientada hacia la eficiencia y eficacia; pero seguidamente se pregunta: para qué, para quién o para quiénes. Esto debe ser el resultados de un dialogo e intercambio, asociado con la gobernanza de la red. En particular, los gobiernos y los ciudadanos deben aclarar:

• De qué quieren que los gobiernos se responsabilicen, y

• Los mecanismos que quieren usar

Las personas se dirigen como ciudadanos, clientes y contribuyentes, en este sentido los objetivos de rendimiento de la gestión pública también son complejos, pues deben responder a la deliberación pública para garantizar la confianza y legitimidad de los servicios. Es decir, crear valor público.


BIBLIOGRAFÍA

Kelly, G & S Muers (2002). Creating Public Value, Strategy Unit, Cabinet Office, UK, <www.strategy.gov.uk>.

Moore, MH 1995 Creating Public Value, Harvard University Press, Cambridge, Mass.

Smith, R.F.I. (2004). Focusing on Public Value: something new and something old. Australian Journal of Public Administration, 63(4), 68-79.

domingo, 1 de julio de 2018

PROLETARIZACIÓN EN EL SIGLO XXI

Obreros de cuello blanco
En una entrada anterior, nos referíamos al concepto de corporativismo
El término tiene muchas acepciones, pero una de ellas lo asocia con ideologías gremialistas que preconizaban una articulación vertical dentro de las profesiones.

Pero la revolución industrial llevó consigo la decadencia de los gremios en favor del ascenso de la industria. Y, en ese contexto, muchos artesanos y propietarios campesinos se convirtieron en obreros de fábrica, perdiendo la autonomía económica y de gestión del trabajo que tenían hasta entonces. Todo ello relacionado con procesos de acumulación y centralización del capital.

En el mundo del trabajo actual, encontramos tendencias paralelas a las producidas en el siglo XIX. La fuerte liberalización de los servicios públicos, la subcontratación o el nacimiento de configuraciones organizativas como el call center, el help-desk o el centro de desarrollo de software, están incidiendo en la fuerte proletarización de algunas profesiones. Los médicos han visto disminuidas sus condiciones de trabajo a partir de la liberalización del sector sanitario y los informáticos ven decaer la influencia de la profesión más ligada a la revolución digital, gracias a la fuerte subcontratación que se da en el sector.

Muchos profesionales siguen utilizando discursos corporativistas, pero se enfrentan cada vez más a fenómenos de proletarización que les han restado poder de negociación. En muchos casos, la posición corporativa ha facilitado que los cambios se produjeran sin apenas resistencia por parte de estos trabajadores.

domingo, 24 de junio de 2018

¿QUÉ ES TRABAJO FEMINIZADO?

El trabajo feminizado se da en algunos sectores
Cuando, en la actualidad, se habla de desigualdad entre hombres y mujeres en el mercado de trabajo, aparecen las enormes diferencias salariales entre ambos sexos. Diferencias que pueden darse, incluso, en el ejercicio de un mismo puesto de trabajo en el interior de una misma empresa. Se habla también de desigualdad de acceso a los puestos más altos en la jerarquía organizacional de las empresas e instituciones.

Pero se habla menos de la existencia del trabajo feminizado. De que el trabajo femenino puede concentrarse en unos determinados sectores y ocupaciones. Como señala Carmuca Gómez Bueno, los trabajos más asumidos por las mujeres no son los trabajos “menos duros de realizar”, sino que se trata de trabajos ideológicamente asociados con los que las mujeres realizan en el ámbito doméstico. Estos empleos continúan considerándose, en buena medida, una prolongación de éste: los cuidados, la confección textil, la enseñanza, la enfermería o la atención personal son sectores con una mayor presencia de mujeres (2001, pp. 127-131).

Estos empleos, además, van ligados a contratos a tiempo parcial, horarios “flexibles”, trabajo a domicilio y subcontratación. La concentración de trabajadoras en este tipo de empleos aumenta la segregación de las mujeres en el mercado de trabajo.

Entendemos que para reducir la desigualdad no basta, por ello, sólo con hacer públicos los salarios dentro de una misma empresa, sino en combatir la precaridad laboral que azota de manera más dura a las mujeres.


BIBLIOGRAFÍA

Gómez Bueno, C. (2001) Mujeres y trabajo: principales ejes de análisis. En: Papers 63/64, 2001, pp. 123.140

domingo, 17 de junio de 2018

ÍNDICE DE CORRUPCIÓN DEL WGI DEL BANCO MUNDIAL

Perteneciente a los Indicadores
Logo del WGI
 Mundiales de Gobernanza (WGI, por sus siglas en inglés)  fue desarrollado por los economistas Daniel Kaufmann y Aart Kraay.

Trata de percibir el uso del poder público para el beneficio privado. Analiza la corrupción a pequeña y a gran escala, así como los fenómenos de apropiación de los aparatos estatales por parte de élites privadas.

El índice ofrece valores de “control de la corrupción”, que varían de -3 a 3, siendo -3 el mayor nivel de corrupción y 3 el más bajo.

Al igual que para el índice CPI, se ofrecen los datos por países, siendo en la actualidad más de 200 los estados incluidos.


REFERENCIAS

Cardona, L.A., Ortiz, H. y Vázquez, L.D. Corrupción y derechos humanos: de la intuición a la convicción. En: Revista Mexicana de Sociología 80, núm. 3 (julio-septiembre, 2018): pp. 577-610.

sábado, 9 de junio de 2018

ÍNDICE DE PERCEPCIÓN DE LA CORRUPCIÓN


Gráfico del Índice de Percepción de la CorrupciónEl Índice de Percepción de la Corrupción (CPI, por sus siglas en inglés) otorga una calificación de 0 a 100 para cada país del mundo. Fue promovido a partir de 1995 por Transparencia Internacional, la que encargó su diseño a Johann Graff Lambsdorff, de la universidad alemana de Passau. El Índice resulta de combinar encuestas y evaluaciones sobre la corrupción realizadas por diferentes instituciones. Entre ellas podemos citar al Banco Africano de Desarrollo, Bertelsmann Foundation, Economist Intelligence Unit, Foro Económico Mundial o WJP, entre otras (Cardona et al, 2018).

Se trata de combinar las percepciones de la población residente con la de los expertos de fuera de los países que se evalúan.

En el año 2012, con apoyo de Andrew Gelman y Piero Stanig, se realizó un ajuste del índice con vistas a poder realizar comparaciones entre estados.

REFERENCIAS

Cardona, L.A., Ortiz, H. y Vázquez, L.D. Corrupción y derechos humanos: de la intuición a la convicción. En: Revista Mexicana de Sociología 80, núm. 3 (julio-septiembre, 2018): pp. 577-610.

domingo, 3 de junio de 2018

EL MOVIMIENTO LUDISTA Y EL MUNDO DEL TRABAJO ACTUAL

Retrato del líder británicoEn las primeras etapas de la revolución industrial se dio, sobre todo en Inglaterra, un movimiento de trabajadores que se oponían a la utilización de maquinaria en los procesos manufactureros.

El origen se remonta a 1779, cuando Ned Ludd (cuyo apellido inspiró el nombre de este movimiento) destruyó el telar en el que trabajaba. Era un contexto de decadencia de los talleres artesanos y de fuerte precariedad del trabajo en una incipiente industria.

El movimiento se extendió también a la agricultura, sector en el que el Capitán Swing y sus seguidores atacaron máquinas trilladoras en la década de 1830.

La historia nos ha contado que a este movimiento que atacaba las máquinas, le siguieron otros que enfrentaban a los trabajadores con los empresarios por un empleo más digno. Como señalábamos en una entrada anterior, existen paralelismos entre la revolución industrial del siglo XIX y la actual revolución digital. Cabría entonces reflexionar acerca de cuál es la posición actual de los trabajadores y fuerzas sindicales en torno a la automatización de procesos, cómo se puede proteger el empleo en el contexto actual, de qué manera ligar las demandas de reducción de la jornada de trabajo al aumento de la productividad derivada del uso de máquinas y redes de cómputo.

domingo, 27 de mayo de 2018

EL TRABAJO DE LOS CLIENTES EN LAS CAJAS AUTOMÁTICAS DE GRANDES SUPERFICIES

Cuando pensamos en el proceso de 
implantación de cajas automáticas
El lugar de trabajo de los clientes, según Tiffon
en los supermercados, tememos a veces por lo que puede suceder con los puestos de trabajo de las cajeras/os. Pero rara vez somos conscientes del proceso de transferencia de trabajo que la empresa realiza hacia los clientes.

Guillaume Tiffon (2017), sociólogo francés, analiza cualitativamente este proceso en una cadena dedicada al bricolaje. Lo hace tomando tres ejes: el de la empresa (directivos empresariales), el de los trabajadores (operarios y supervisores) y el de los clientes. Como no es difícil adivinar, su aproximación detecta rápidamente la existencia de un discurso empresarial que asocia esta implantación con el progreso, la comodidad de los clientes y el enriquecimiento de tareas de las cajeras. Pero, analizando la información recogida en las entrevistas, se pone en cuestión las ventajas ennunciadas y se destaca la estrategia de reducción de costes laborales.

Queremos destacar tres conceptos planteados por el autor:

Autonomación: resulta de combinar automatización (del proceso) y autonomización (del cliente). La segunda determina un rol del cliente que debe ser autónomo de manera obligada.

Neo-plustrabajo: es la contribución productiva no remunerada de los clientes con su trabajo operando en las cajas automáticas.

Neo-plusvalor extra: es la plusvalía resultante de la sustitución de trabajadores por clientes.


REFERENCIAS

Tiffon, G. (2017) No se puede detener el progreso! El trabajo de los clientes en el marco de la automatización de las cajas de pago en las grandes superficies. En: Arxius de Ciencies

domingo, 20 de mayo de 2018

MIGRANTES SUCESIVOS, UNA MIRADA A LA PLURALIDAD DE PROYECTOS MIGRATORIOS

Proyectos migratorios
Queremos destacar el artículo de María Miyar-Busto y Jacobo Muñoz-Comet (2018) en la Revista Internacional de Sociología, que analiza los migrantes sucesivos en el mercado de trabajo español.

Entendiendo como sucesivos, aquellos migrantes que llegan a un país después de haber tenido un proceso migratorio en un país diferente, los autores analizan las características de este grupo en el mercado de trabajo español; en comparación con aquellos migrantes “no sucesivos”, así como las diferencias que se dan dentro del grupo de los migrantes sucesivos.

En el marco teórico, se presenta una diversidad de explicaciones, que van desde la recuperación del capital humano que, con el paso del tiempo, los migrantes van realizando; el creciente protagonismo de los proyectos migratorios no permanentes; hasta interpretaciones que plantean la resilencia de los más experimentados

La citada investigación concluye que, en términos generales, llegar a España siendo migrante sucesivo supone una ventaja en términos ocupacionales: si las personas han nacido en países desarrollados, aumenta la probabilidad de acceder a un trabajo cualificado; mientras que si se trata de originarios de países en desarrollo, la comparación arroja una mayor probabilidad de reducción de la brecha frente a los trabajadores de nacionalidad española, sobre todo en el caso de las mujeres.

Pese a que la aproximación no operacionaliza demasiado el marco teórico utilizado, nos parece un acierto que elementos que dan cuenta de la diversidad de trayectorias, se pongan sobre la mesa del discurso en torno a las migraciones.


REFERENCIAS

Miyar-Busto, M. y Muñoz-Comet, J. (2018) Inmigrantes sucesivos en el mercado de trabajo español. 
Trayectorias migratorias y capital de
movilidad. Revista Internacional de Sociología RIS vol. 76 (1), e088, enero-marzo, 2018, ISSN-L:0034-9712 https://doi.org/10.3989/ris.2018.76.1.15.192

lunes, 14 de mayo de 2018

LA FORMACIÓN DUAL, UN COMPROMISO INSTITUCIONAL

Control numérico
Imagen de una formación en grupo
Formación práctica en la empresa
La globalización asociada a una mayor competitividad e incertidumbre ha generado un impulso cada vez mayor a la formación dual. En el marco de la formación profesional, combina procesos de enseñanza teórica en los centros de formación con períodos importantes de formación práctica en la empresa; lo cual supone un régimen de alternancia entre los centros de formación y las empresas. 

Alemania es uno de los países que cuenta con mayor desarrollo de la formación dual, como resultado de una alta tradición en oficios y una apuesta institucional fuerte hacia dicho modelo. Torner y Woolley señalan algunos de estos elementos: Primero, a diferencia de países como España, en donde tradicionalmente la formación profesional ha sido el lugar para jóvenes con dificultad escolar, el ingreso a dichos centros supone un alto logro académico y técnico. Segundo, está sustentado en un fuerte compromiso y coordinación entre el Estado y las asociaciones de empleadores y trabajadores. Tercero, existen mecanismos legales que formalizan los derechos y deberes de los aprendices en términos salariales y condiciones laborales, siendo atractivo tanto para los jóvenes acceder a este sistema como para los empresarios apoyar la formación. Cuarto, apoyo financiero estatal a la infraestructura de capacitación para garantizar la calidad de la misma. Quinto, compromiso de los empleadores a facilitar instructores en las empresas para hacer de la formación práctica un espacio de aprendizaje articulado a los conocimientos teóricos adquiridos y necesidades del sector. Sexto, articula los cambios tecnológicos a la formación como política industrial. Y séptimo, una legislación laboral generosa en materia de bienestar ante el despido a la vez que coloca restricciones al mismo a través de la legislación y codeterminación a nivel de empresa (2016: 330).

Los anteriores compromisos institucionales explican el porqué un poco más de medio millón de estudiantes alemanes cursan actualmente formación dual, quedando sin cubrir el 13% de las solicitudes. En 1969 se implantó este modelo y el 50% de los trabajadores cuentan con esta formación.

A buena parte de los países que apuestan por esta salida les queda un largo camino por andar, no sólo valioso en términos de productividad y desarrollo económico, sino atractivo para los jóvenes que apuestan a la formación profesional en espacios en donde realmente confluyen lo teórico con lo práctico, en el marco de garantías laborales.


BIBLIOGRAFÍA

Toner, Phillip y Woolley, Richard, 2016, Perspectivas y debates acerca de la formación profesional, las capacidades, y las perspectivas de innovación. En: Revista Española de Sociología (RES) 2016, Vol. 25 (3), 319-342.

domingo, 6 de mayo de 2018

EL ESTADO DEL BIENESTAR: SICKO DE MICHAEL MOORE

Imagen de un expediente de la sanidad privada
En entradas anteriores hemos reflexionado a la luz de Sping-Andersen (1993) sobre el Estado del Bienestar. Ahora quisiéramos proponer el documental Sicko (2007) de Michael Moore, quien realiza una crítica mordaz sobre el sistema de salud de Estados Unidos.

Al igual que Sping Andersen, plantea el papel que juegan el Estado, el mercado y la familia para dar respuesta a un derecho fundamental como es el de la salud. De manera a veces irónica expone el nivel de mercantilización de la salud en EEUU y pone en contraposición a este modelo la situación vivenciada por ciudadanos canadienses, ingleses, franceses y cubanos, en donde el Estado juega un papel fundamental como garante de este derecho.

Para los docentes, este documental es un recurso pedagógico interesante para comprender el papel del Estado en la prestación de este derecho. Para los cinéfilos o personas con inquietudes sociales, es un documental valioso, con momentos jocosos y dramáticos, propio de Michel Moore.

Podéis verlo en: https://www.youtube.com/watch?v=dVdaosweLF8.

domingo, 29 de abril de 2018

BOURDIEU FRENTE AL UTOPISMO DIGITAL CULTURAL

Pese a su prematura muerte en 2002, la 
teoría de Bourdieu nos ayuda a

Imagen del sociólogo francés
comprender muchos de los dilemas del mundo actual. Juan Pecourt y Joaquim Rius-Ulldemolins (2018) se sirven de sus enfoques para sostener una perspectiva crítica contra el llamado utopismo digital de la cultura.

Utopismo digital es definido por Turner (2008) como un conjunto de premisas e ideales, no siempre explícitos ni evidentes, que condicionan una forma particular de observar la realidad(Turner, 2008). 

Frente al determinismo tecnológico que idealiza la cooperación y participación a través de las redes digitales, la teoría de Bourdieu habla de los espacios competitivos en que se organizan los miembros de los campos culturales.

Ante la idea de que la producción digital liberaliza la cultura de las jerarquías tradicionales, el sociólogo francés antepone la redefinición de las fronteras entre los campos de producción restringida y los campos de producción masificada. Contextos en los que el medio tecnológico resulta tener una importancia más secundaria, por detrás de las lógicas de mercantilización de la cultura.

En contraposición con la idea de democratización digital, la teoría de Bourdieu puede ayudarnos a entender cómo las plataformas digitales han hecho cambiar el perfil de los aspirantes, moldeándolos hacia la competitividad, la autopromoción y la superficialidad.


BIBLIOGRAFÍA

Bourdieu, Pierre (1993a). The Field of Cultural Production. Cambridge: Polity Press.

Pecourt, J. y Rius-Ulldemolins, J. (2018) La digitalización del campo cultural y los
intermediarios culturales: una crítica social del utopismo digital. En: «La digitalización del campo cultural y los intermediarios culturales: una crítica social del utopismo digital». Revista Española de Investigaciones Sociológicas, 162: 73-90. (http://dx.doi.org/10.5477/cis/reis.162.73)

Turner, F. (2008). From Counterculture to Cyberculture. Chicago: University of Chicago Press.

domingo, 22 de abril de 2018

EL ENFOQUE DE LAS TRAYECTORIAS DEPENDIENTES (PATH DEPENDENCY)

La teoría de las trayectorias dependientes (path dependency) tiene su origen, según Sánchez de Dios (2004), en el institucionalismo histórico. Surge en el trabajo de economistas que estudiaron el desarrollo tecnológico y se preguntaron por qué unas tecnologías pervivieron en el tiempo y otras no.

La idea de que, una vez que se sigue una pauta, existe una tendencia a que se convierta en un camino cerrado o path único.

Se produce un efecto de positive feedback o de “retroalimentación positiva”, dándose unos momentos de cuyunturas críticas y otros de trayectorias de desarrollo (Thelen, 1999).

Además de para analizar el desarrollo tecnológico, el concepto se está utilizando para estudiar las instituciones (Pierson, 1994) o la importancia de las generaciones en cuestiones como el trabajo y el empleo femenino (Martín Palomo y Tobío, 2018).

BIBLIOGRAFÍA

Martín-Palomo, M. Teresa (2010) Los cuidados en las familias. Estudio a partir de tres generaciones de mujeres en Andalucía. Sevilla: IEA.

Pierson, P. (1994) Dismantling the Welfare State? Cambridge University Press, 1994, pp. 143-179.

Sánchez de Dios, M. (2004) Estudio comparado de path dependence del estado de bienestar en los casos de USA, Suecia y España. En: Revista de Estudios Políticos (Nueva Época) Núm. 124. Abril-Junio.

domingo, 15 de abril de 2018

SESGOS DE LAS ENCUESTAS ELECTORALES: POBLACIÓN SÓLO MÓVIL

En otra entradas de este blog, hemos 
Encuestas telefónicas
señalado los riesgos que supone  la utilización únicamente de líneas fijas en los sondeos telefónicos de intención de voto.

La proporción de disposición de teléfono fijo en Europa es muy variable. Desde el 2% de Suecia hasta el 85% de Finlandia. En España, dicha proporción se eleva al 79,2%. Y los datos de la Encuesta TIC-Hogares del INE demuestran que se trata de una población con un perfil diferenciado: más jóvenes, con un nivel educativo menor y una mayor precariedad laboral y económica. Un grupo, la Población Sólo Móvil (PSM), que se caracteriza por un mayor distanciamiento de la política y un mayor porcentaje de abstencionistas.

Sara Posadas-del-Amo (2018) demuestra esto en su estudio para Andalucía. Realiza una comparación, tomando los datos del Barómetro de Opinión Pública de Andalucía (BOPA) , que se realizó de manera presencial, y los resultados de las elecciones autonómicas andaluzas de 2012. Comparando la encuesta presencial, la encuesta telefónica clásica (que no considera los hogares PSM) y la encuesta telefónica a fijos y móviles, demuestra que en la segunda los sesgos se agravaron más, sobrerrepresentando en mayor medida a los votantes del PP.


BIBLIOGRAFÍA

Posadas-del-Amo, Sara (2018) Población solo-móvil y estimación electoral en España. El caso de las elecciones andaluzas de 2012. En: Revista Española de Investigaciones Sociológicas, 162: 55-72. (http://dx.doi.org/10.5477/cis/reis.162.55)

domingo, 8 de abril de 2018

POSTCONFLICTO EN COLOMBIA

Postconflicto en Colombia
Después de superado el conflicto, bien sea vía victoria militar, negociación u otra forma, las sociedades inician un proceso de postconflicto. El concepto de construcción de paz está ligado a los retos que supone el postconflicto. Éste a su vez está asociado a una serie de atributos, llámense políticas y acuerdos encaminados a evitar la recaída en el conflicto, tales como: proceso de desarme, de desmovilización y reintegración de los combatientes (DDR), de reconciliación, de construcción de memoria y verdad, de atención a la población vulnerable, de justicia transicional, de reparación a las víctimas, de prevención de la violencia y el crimen, de reformas sociales asociadas a redistribución e inclusión social, además de vinculación a la sociedad civil y a la comunidad internacional en el compromiso de construcción de paz (Ugarriza, 2013).

Ugarriza propone comprender el postconflicto como un concepto superior en la escalera de abstracción. “Esto significa que es posible hablar de postconflicto sin que haya construcción de paz, y resulta coherente con la definición de construcción de paz como un conjunto de medidas para evitar la recaída en el conflicto. (…) El término postconflicto sólo puede tener un número reducido de atributos que serán aplicables a un número amplio de casos. De hecho, puede entenderse desde un único aspecto: la reducción del número de homicidios relacionados con el conflicto por debajo de un umbral determinado” (2013:145).

Para el caso colombiano, si bien el proceso de negociación con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), la guerrilla más antigua y con mayor capacidad de desestabilización institucional y social, ha traído consigo la disminución del número de muertos y secuestros, entre otras actividades ligadas a la guerra; el proceso de postconflicto muestra profundas dificultades para la construcción de paz, como lo indica el hecho de 238 homicidios de líderes sociales y defensores de derechos humanos ocurridos entre el 1 de Enero de 2016 y 5 de Julio de 2017; además de más 500 amenzados, según afirma Carlos Alfonso Negret, Defensor del Pueblo (2018). La eliminación sistemática de actores fundamentales para la construcción de paz -por su carácter de mediadores- hace mucho más difícil y doloroso el proceso de postconflicto, el cual se adelanta dejando tras de sí una estela de impunidad.

Hay toda una discusión teórica y política sobre los atributos que debe contemplar el postconflicto. A la luz del caso colombiano, para algunos analistas políticos la negociación con las FARC ha generado y develado otras formas de conflicto que confluían y confluyen a la par con el conflicto generado con esta organización. ¿En qué medida se puede hablar de postconflicto, cuando emergen nuevas formas y facetas del mismo?


BIBLIOGRAFÍA

Defensoría del Pueblo, Colombia. En: http://www.defensoria.gov.co/es/nube/enlosmedios/6474/Defensor%C3%ADa-del-Pueblo-van-52-l%C3%ADderes-sociales-asesinados-en-2017.htm


Ugarriza, Juan, 2013, la dimensión política del postconflicto: discusiones conceptuales y avances empíricos. Colombia Internacional 77 , enero a abril de 2013, 316 pp. ISSN 0121-5612, pp. 141-176.


domingo, 1 de abril de 2018

VIVIR SIN PLÁSTICO, EXCELENTE INICIATIVA DE CONCIENCIACIÓN AMBIENTAL

En Vivir Sin Plástico, el blog de Patri y Fer, se profundiza en un 
problema que la mayoría de nosotros nos hemos planteado: ¿es necesario rodearnos de tanto plástico en nuestra vida cotidiana? 

Lo que llama más la atención es la gran cantidad de plásticos utilizados en el empacado de productos de suermercado, que han multiplicado el volumen de plástico que consumimos diariamente. Una cuestión que pone de manifiesto nuestra forma de consumir, así como las estrategias que las grandes cadenas de comercio utilizan para engañar nuestro ojo y nuestras preferencias.

Pero el problema que tenemos con el plástico va mucho más allá. Muchos de los productos que consumimos actualmente llevan plástico: la pasta de dientes, los detergentes, los vasos de desechables, los tejidos sintéticos o los filtros de los cigarrillos, entre otros, están compuestos de plásticos.

Patri y Fer decidieron contar en un blog su experiencia de vivir con el mínimo de plástico. Decidieron empezar a comprar en tiendas de barrio y reducir el consumo de otros procesos de nuestra vida que contaminan con plástico, como la colada o la higiene personal.

También, estudiando sobre los procesos de reciclaje del plástico, llegaron a la conclusión que ni es un proceso tan limpio ni tan eficiente como pensamos. Es interesante conocer, por ejemplo, que la mayor parte del plástico reciclado se utiliza para fabricar objetos diferentes de los que inicialmente lo componían; tales como telas, contenedores, maderas plásticas, cubos, etc. 

El blog también está lleno de propuestas. Un directorio de tiendas a granel o reflexiones sobre cómo reducir nuestro consumo de plásticos nos ayudarán a tomar mejores decisiones en nuestra vida cotidiana.

En general, queremos expresar nuestro reconocimiento al trabajo de los autores del blog. Conciencian y difunden de una manera tan original como independiente sobre un problema en torno al que existen muchos intereses.

domingo, 25 de marzo de 2018

EL NUEVO CONSTITUCIONALISMO LATINOAMERICANO

Este concepto no emergió desde el campo académico sino como resultado de los conflictos sociales que irrumpió en los campos social y político en América Latina. Se presentó como una salida a las permanentes crisis económicas, que se acentuaron con las políticas neoliberales, las cuales acrecentaron los procesos de desigualdad y exclusión social. Una salida política que cristalizó en la transformación de las constituciones, pero no desde la esfera representativa, del ámbito de lo constituido; sino desde el constituyente, desde la soberanía popular.

En este sentido, la existencia del Estado se justifica sólo en cuanto proteja los derechos fundamentales y garantice su eficacia. El control de constitucionalidad se erige como control para evitar los desafueros de los gobiernos de turno y garantía de procedimientos democráticos, los cuales van más allá de la democracia representativa. Como señala Lugo et al “es el poder constituyente primario manifestándose alrededor de temas de interés nacional que son vistos como críticos y que generan pérdida de hegemonía al poder constituido, es decir, hay una crisis dentro del Estado que reclama un nuevo pacto político que permita el reconocimiento de este Estado a partir de acuerdos vinculantes” (2017: 79).

Por un lado, la figura del Estado social de derecho se instaura en las constituciones. Al igual que el neoconstitucionalismo, el nuevo constitucionalismo se afirma en el modelo contributivo-asegurador. Las constituciones garantizan que la renta debe constituirse en prioridad social, distante de la figura de la caridad pública, cristalizando en su carácter universal.

Por otro lado, las nuevas constituciones crean mecanismos de control político y jurídico, a los que los ciudadanos comunes tienen acceso para hacer valer sus derechos. Son los casos de Colombia con la acción de tutela (art. 86) orientada a garantizar los derechos y libertades constitucionales, siendo un mecanismo válido para la protección judicial de los derechos fundamentales de orden económico, social y cultural. O los de Ecuador, que adicionan dos nuevos poderes: la función electoral, administrada por el Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Contencioso Electoral; y crea una función de transparencia y control social, que es representada por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social. Igualmente, el caso de Bolivia que constituye un nuevo poder público: el electoral (Lugo et al 2017:59).

Para el caso de Ecuador, el objetivo del proceso constituyente, iniciado en 2007, siguió las pautas del esquema constituyente en el nuevo constitucionalismo: activación directa del poder constituyente sobre las cláusulas de intangibilidad de la Norma —generalmente mediante un referéndum constituyente—; elección democrática de los miembros de la asamblea constituyente; redacción participativa, consultada y plural del proyecto de Constitución; y, en la mayor parte de las ocasiones, referéndum constitucional —aprobación por el pueblo del nuevo texto jurídico—; esto es, un proceso constituyente democrático (Viciano y Martínez Dalmau 2011:3).

Otro hecho importante es que las nuevas constituciones apuestan por la diversidad, por el género, por el respeto a las raíces de los pueblos, por el pluralismo político, por el medio ambiente, por el pacifismo y la convivencia ciudadana (visión civilista) y por la armonía con la naturaleza, en post del buen vivir (Lugo, et al, 2017)

En este sentido, algunas constituciones latinoamericanas, como la de Colombia,  Ecuador y Bolivia, no sólo incorporan elementos fundamentales del Estado Social de Derecho –ausente en buena parte de ellas-, sino que van más allá, apuestan a la construcción de democracias participativas, apelan a la consulta permanente, al constituyente primario. Como señalan Viano y Martínez “el primer problema del constitucionalismo es servir de traslación fiel de la voluntad constituyente y establecer los mecanismos de relación entre la soberanía, y la constitución, entendida en su sentido amplio como la fuente del poder (constituido y, por lo tanto, limitado) que se superpone al resto del derecho y a las relaciones políticas y sociales” (citado por Lugo, 2017: 79).

Si bien en estos países el distanciamiento entre lo teórico y lo práctico es más evidente que en Europa debido a la amplia desigualdad social, es indudable que el nuevo constitucionalismo ha provisto de herramientas jurídicas para hacer de los ciudadanos sujetos de derecho y para proveer de legalidad y legitimidad la lucha por la inclusión social. Además, es necesario destacar que las constituciones fundacionales latinoamericanas no han sido resultado de procesos constitucionales plenamente democráticos, encontrándose más distantes del poder soberano que encarna el constituyente (el pueblo).

Como señalan Martínez y Viciano (2011) el nuevo constitucionalismo es fundamentalmente una teoría democrática de la constitución, siendo su aporte el llamado a la participación ciudadana para la construcción de la justicia social, la igualdad y el bienestar de los ciudadanos. Estos principios sustantivos son de suma importancia porque como los procesos históricos han mostrado, la democracia ha adoptado formas absolutistas y el constitucionalismo no es necesariamente democrático.



BLIOGRAFÍA

Lugo, A. Jiménez, R. y Martínez, R. 2017, El nuevo constitucionalismo latinoamericano, un aporte para el mundo. Universidad Distrital Francisco José de Caldas, Bogotá.

Viciano Pastor, R. y Martínez Dalmau, R. (2011). El nuevo constitucionalismo latinoamericano: fundamentos para una construcción doctrinal. Revista General de Derecho Público Comparado, 9, 1-24.

domingo, 18 de marzo de 2018

NEOCONSTITUCIONALISMO

Imagen de la jurista italianaEl neoconstitucionalismo nace de la reflexión académica europea.

Cuando hablamos hoy de Estado constitucional de derecho, no sólo nos referimos a la norma de grado jurídico con mayor jerarquía, sino que constituye la norma axiológica suprema. Esto supone una alta densidad normativa basada en la inclusión de derechos fundamentales y de principios rectores de organización política, social y económica (Pozzolo, S.: 2009). 

La evolución del Estado ha sido acompañada del derecho constitucional, un constitucionalismo que tiene sus raíces en el siglo XVII, con el desarrollo del pensamiento liberal y la defensa del límite del poder, que irá mutando hacia la legitimidad democrática del éste, dejando a un lado la constitución como límite (Lugo, et al, 2017: 43).

Con los movimientos constitucionales contemporáneos se pretende que el Estado cumpla una doble función, la de impulsar el desarrollo capitalista y la de paliar los procesos de exclusión social que ello conlleva, a través de la legitimación del sistema: compatibilizar el capitalismo con la democracia. El Estado de derecho pasa a convertirse en Estado constitucional de derecho. Por un lado, es la cristalización de relaciones de poder y, por otro, es una técnica de organización social, que puede asumir la función al servicio de su transformación.

En este discurrir histórico, el Estado constitucional de derecho asume cada vez más la forma de Estado democrático y social de derecho. Primero, se supera “el concepto de constitución como limitadora del poder y se avanza hacia una definición de la constitución como fórmula democrática en la cual el poder constituyente expresa su voluntad” (Lugo. 2017: 43). Pero habría que destacar que, de hecho, la consolidación de la democracia representativa invisibilizó al poder del constituyente primario –el pueblo- para la construcción y deconstrucción de los procesos constitucionales.

Segundo, se basa en la defensa de los derechos fundamentales (de primer, segundo y tercer orden). Por ejemplo, como señalan Lugo et al (2017), el neoconstitucionalismo consolida el modelo contributivo-asegurador. Las constituciones garantizan que la renta debe constituirse en prioridad social, distante de la figura de la caridad pública, en algunas va a estar medida por la contribución a través del trabajo y en otras va a tener un carácter más universal basada en la solidaridad social. La idea no es ayudar al indigente en sus contingencias, sino prevenir que caiga en el pozo de la exclusión social.

En este sentido los derechos sociales se van a constituir como piedra angular de las constituciones para superar de esta manera su carácter nominalista, lo cual es la base para garantizar un Estado Social Democrático de Derecho. De este principio regulador parte el nuevo constitucionalismo latinoamericano, que veremos en la próxima entrada.



BIBLIOGRAFÍA

Lugo, A. Jiménez, R. y Martínez, R. 2017, El nuevo constitucionalismo latinoamericano, un aporte para el mundo. Universidad Distrital Francisco José de Caldas, Bogotá.

Pozzolo, S. (2010). Reflexiones sobre la concepción neoconstitucionalista de la Constitución. En M. Carbonell y L. García (Eds.), El canon neoconstitucional (pp. 207-227). Bogotá: Universidad Externado de Colombia.

domingo, 11 de marzo de 2018

WPS, EL CLON DE SAS

Con anterioridad hablábamos de PSPP, el clon de SPSS en software 
libre. Hemos sabido de la existencia de World Programming Software (WPS) un clon del paquete estadístico SAS que, aunque no es freeware, tiene un precio de venta menos elevado.

Desarrollado por la empresa británica World Programming, cuenta con versiones para Windows, Mac, Z/Os, Linux, Solaris y AIX.

La plataforma es compatible con programas SAS, macros, ODS’s (salidas), así como datasets o conjuntos de datos.

Cuenta con un módulo de analítica estadística (WPS Statistics) , así como de gráficos (WPS Graphics), de series temporales (Time Series) o de manipulación de matrices de datos (Matrix Programming). En cuanto a interacción con otros lenguaje, su código soporta llamadas a Python, Hadoop y R.

Hemos probado la aplicación y nos parece una buena alternativa, si bien el código de SAS Graphics no puede ser compilado y hemos sabido de algunos problemas para cargar programas SAS, tales como los subcomandos de contraseñas de datasets de SAS (genera errores con PW=, ALTER= o PROTECT=) o el trabajo con variables char (que, a diferencia de SAS, carga con espacios a la derecha).

domingo, 4 de marzo de 2018

¿MUESTRAS EN INVESTIGACIÓN CUALITATIVA?

En un seminario de Diseño de Proyectos que impartía, una participante me preguntó cómo calcular el tamaño muestral en una investigación cualitativa, pues en su grupo de investigación quien lo diseñaba era un estadístico.

En una investigación cualitativa no se requiere contar con la experticia de un estadístico, pues los criterios son muy diferentes.

En este tipo de estudio una de las técnicas más utilizadas es la entrevista en profundidad. Corbeta señala que podemos definir la entrevista “como una conversación: a) provocada por el investigador; b) dirigida a sujetos elegidos sobre la base de un plan de investigación; c) en número considerable; d) que tiene una finalidad de tipo cognoscitivo; e) guiado por el entrevistador, y f) sobre la base de un esquema flexible y no estandarizado de interrogación” (Corbeta, 2203: 368).

Primero, se parte de un marco teórico flexible, que no limite la investigación e impida ajustarla a la perspectiva de los sujetos investigados.

Segundo, inicialmente el muestreo puede tener un carácter teórico, es decir, la selección de los sujetos a investigar puede depender del marco analítico de partida.

Tercero, el tamaño muestral no responde a una representatividad estadística sino analítica o teórica, reorientada durante el proceso de investigación. La exigencia nace de cubrir una variedad de situaciones sociales, de discursos. No pretende reproducir sobre una escala reducida las características de una población.

Cuarto, el criterio de selección está centrado en el sujeto y no en las variables. Seleccionar sujetos situados socialmente, acordes a determinados atributos (género, edad, escolaridad, etnia, orientación sexual, etc.). El interés del investigador se orienta a la comprensión de los hechos sociales, a partir bien sea de una lectura global de los fenómenos o de la interacción con los sujetos que hacen parte del problema investigado. De ahí su carácter continuo y flexible.

Quinto, finalmente, el número de entrevistas a realizar lo definirá el “punto de saturación” de la información. Suspendemos el trabajo de campo cuando la información empieza a ser repetitiva, cuando sentimos que los sujetos entrevistados no elaboran discursos significativos para la investigación.

Cuando presentamos un proyecto de investigación ante una agencia financiadora, a pesar de no tener certeza de cuántas entrevistas vamos a realizar debemos hacer un cálculo aproximativo porque dicho número tiene implicaciones en cuanto a tiempo y costos. No es lo mismo considerar 60 entrevistas que 100. Esto tiene un alcance tanto en el Plan de Trabajo –tiempo- como en el Presupuesto de un proyecto –recursos económicos a destinar-. Por ello, debemos arriesgarnos a señalar un número de entrevistas con los respectivos atributos de los sujetos a entrevistar, además, de justificar analíticamente dicha selección. Independientemente que dicho número y los atributos de los sujetos cambien durante el trabajo de campo.

Por cierto, nos gustaría ver vuestras apreciaciones sobre este tema. ¿Os animáis a contarnos cómo veis esta difícil cuestión?



BIBLIOGRAFÍA

Corbeta, Piergiorgio, 2003, Metodología y técnicas de investigación social. Mc Graw Hill, España.

domingo, 25 de febrero de 2018

TURISMO DARK

Iconos darkSi en la anterior entrada abordamos el concepto de turismo Slum, ahora  queremos llamar la atención sobre el Turismo Dark o turismo oscuro. Éste está asociado a viajes que recrean espacios de tragedia, de desastre, de hechos atroces o en donde la muerte y el horror han destrozado vidas humanas o transformado comunidades, bien por acción de la naturaleza o provocadas por el hombre.
Algunos de estos espacios se han configurado con valor histórico y detras de éstos hay toda una reflexión política en torno a concebir dichos espacios como territorios del horror, de la injusticia, de la vergüenza y un llamado a la no repetición de dichos sucesos. Ejemplos de ellos son el desastre nuclear de Chernóbil, Ucrania, 1986; El campo de concentración de Auschwitz, Polonia; La prisión de Sighet, en Rumania; y Museo de la Tortura, en Santillana del Mar, España, entre otros.

Ahora emergen como objetos de consumo nuevos espacios, en especial en países en desarrollo, sin que medie en este tipo de turismo una reflexión política o ética frente al mismo; sin contar, además, con una reflexión previa por parte de las comunidades. 

Por ejemplo, cada vez más hay una demanda potencial por recorrer los lugares en donde Pablo Escobar, el conocido narcotraficante colombiano, vivió y murió. Conocer la capacidad de liderazgo, de destrucción y de violencia desplegada por Escobar se convierte en objeto deseado de consumo. Jóvenes y mayores deseosos de comprar y usar las camisetas con el logotipo de Escobar. Sin que exista, en la gran mayoría de los casos, una reflexión no sólo sobre la muerte sino sobre el legado dejado tras de sí de prácticas sicariales, de prácticas corruptas en buena parte del campo político colombiano, en las cuales el fin personal justificó todo tipo de medios.

Toda situación pasada debe llevarnos a una reflexión ética, es parte de nuestra historia, pero debe construirse de manera crítica, es necesario que no medie sólo el consumo como objeto de construcción histórica. Desde las ciencias sociales, cabe reflexionar sobre qué tipo de turismo se practica y qué legado histórico se está construyendo tras del turismo dark, que en espacios neoliberales se deja únicamente en manos de mediadores turísticos.

domingo, 18 de febrero de 2018

TURISMO SLUM

Turismo Slim
Marx señaló que la pobreza no se convertiría en mercancía, pero ahora
observamos cómo la pobreza se mercantiliza y se ofrece como algo atractivo a ser conocido y vivenciado a través de prácticas turísticas. Es lo que se conoce como turismo slum. Las motivaciones para el consumo de este turismo son múltiples, pero sólo queremos llamar la atención sobre éste como objeto de consumo.

El turismo slum o turismo de tugurios, de la pobreza, de barrios pobres o de la miseria, se extiende cada vez más a nivel global. Según Naciones Unidas, slum o barrio pobre es una zona degradada de un territorio cuya característica es contar con viviendas miserables o precarias, carentes de servicios públicos adecuados, saneamiento y asociada –en la gran mayoría de los casos- a situaciones de peligrosidad o inseguridad.

La pobreza se convierte en objeto de observación y en algunos casos en espacios en donde se vivencia temporalmente dicha situación de precariedad. Poco a poco, se habla cada vez más de este tipo de turismo (Puig, 2016). Se reflexiona sobre su impacto en las comunidades mientras una reflexión ética sobre este tipo de consumo apenas empieza a ser parte del análisis de las ciencias sociales.



BIBLIOGRAFÍA


Puig Cabrera, M. (2016) La iniciativa ST-EP: contribución del turismo para erradicar la pobreza. Tesis de grado, Facultad Turismo y Finanzas, Univerisdad de Sevilla, España.