domingo, 16 de septiembre de 2018

CRECIMIENTO DE LA DESIGUALDAD SOCIAL

En esta oportunidad queremos exponer la tesis fundamental de Thomas Pikketty, la cual es el corazón de la reflexión de su libro El Capitalismo del Siglo XXI.

Plantea que el crecimiento moderno y la difusión de los conocimientos permitieron evitar el apocalipsis marxista, pero no modificaron las estructuras profundas del capital y de las desigualdades, o por lo menos no de manera tan optimista como se imaginó, en la época posterior a la segunda Guerra Mundial.

Pikettty señala: cuando la tasa de rendimiento del capital supera de modo constante la tasa de crecimiento de la producción y del ingreso-lo que sucedía hasta el siglo XIX y amenaza con volverse en la norma en el siglo XXI-, el mecanismo produce mecánicamente desigualdades insostenibles, arbitrarias, que cuestionan de modo radical los valores meritocráticos en los que se fundamentan nuestras sociedades democráticas (2014:42). Es decir, si la tasa de rendimiento del capital se coloca con fuerza por encima de la tasa de crecimiento por un tiempo prolongado (lo cual puede ser más probable cuando hay un bajo crecimiento), entonces existe una alta probabilidad de aumento de la desigualdad en la distribución de la riqueza. Bajo estas circunstancias, los patrimonios heredados dominan por mucho a los patrimonios constituidos a lo largo de una vida de trabajo, cuestionando los pilares de justicia social y movilidad social de las democracias. Esto se observa actualmente con el crecimiento del número de multimillonarios al tiempo que se presenta un empobrecimiento de la sociedad en su conjunto y de la clase media en particular.

Según este investigador, este proceso de desigualdad creciente nada tiene que ver con las imperfecciones del mercado; al contrario, cuanto más perfecto sea el mercado del capital, más probabilidad hay de que aumenten las desigualdades. Por ello propone la creación de instituciones y políticas públicas orientadas a contrarrestar esta tendencia, tales como la creación de un impuesto mundial y progresivo sobre el capital.

Como cabría esperar, la tesis de Piketty ha sido muy discutida, pero uno de los grandes aportes de Piketty es volver a colocar en la reflexión colectiva de la economía el problema de la desigualdad en la distribución de la riqueza, demostrando a través de un trabajo histórico riguroso cómo ésta presenta un crecimiento imparable, con efectos económicos, sociales y ecológicos a nivel global, lo cual abre la necesidad de crear instituciones y políticas públicas de forma global.

BIBLIOGRAFÍA

Piketty, Thomas, 2014, El capitalismo en el siglo XXI. España, Fondo de Cultura Económica.

domingo, 9 de septiembre de 2018

FRACASO ESCOLAR VS ABANDONO ESCOLAR

Sarceda-Gorgoso, Santos-González y Sanjuán Roca (2017) realizan una
Fracaso y abandono escolar
diferencia entre fracaso y abandono escolar, distinción que depende de la forma como cada sociedad interpreta su sistema educativo. Es así como este primer término suele ser muy común en Europa mientras en EEUU no suele utilizarse.

El concepto de fracaso escolar es muy polémico, especialmente en el momento de su medición, debido a que no existe un acuerdo general sobre qué entender por el mismo y por la forma como son presentados los datos, lo cual se presta a confusión. Tal como lo expresan los autores, es un objeto de discusión “por dos motivos: su valor denotativo, ya que no hay una definición clara del mismo, y su valor connotativo, pues conllevaría la descalificación e incluso la estigmatización del alumno/a. Así pues, realizar una conceptualización de fracaso escolar constituye en sí mismo un problema que lleva en la práctica a una definición dicotómica “reduciendo las múltiples diferencias del alumnado a una división binaria: éxito o fracaso” (Fernández-Enguita et al., 2010, p.11, citado por Sarceda-Gorgoso et al, 2017:83).

No obstante la polémica, las autoras optan por una perspectiva amplia y definen fracaso escolar como “toda forma de no consecución de los objetivos escolares proclamados por la sociedad” (Fernández-Enguita et ál., 2010, p.23). Para el caso de España, el fracaso escolar está vinculado con alcanzar o no la enseñanza obligatoria, es decir, la ESO, acorde con el grupo de edad. En este sentido, es alcanzar la escala mínima esperada socialmente y de carácter obligatorio. En la línea del fracaso objetivo, señalan dos situaciones, una de riesgo de fracaso escolar (absentismo crónico, desmotivación, dificultades de aprendizaje, repetición, entre otros) y otra de facto relacionada esta última con alumnos que repiten cursos y no logran llegar a los resultados de aprendizaje señalados por el sistema.

Mientras el abandono escolar, para el caso de España, estaría relacionado con la no continuidad o suspensión de la enseñanza postobligatorias. Estas dos situaciones se han convertido en un problema social en la medida en que el fracaso escolar sigue siendo muy alto en España ( 18,3% en 2017) y está asociado a situaciones de exclusión económica (incapacidad de asegurar ingresos suficientes, empleo inseguro, dificultad de acceso a los recursos), de privación social (ruptura de lazos sociales, alteración de los comportamientos sociales, deterioro de la salud) y privación política (falta de participación, escasa representación, carencia de poder, etc.) (Marhuenda, 2006:21).


BIBLIOGRAFÍA

Fernández-Enguita, M., Mena, L. y Riviere, J. (2010). Fracaso y abandono escolar en España. Barcelona: Fundación La Caixa.
Marhuenda, F. (2006) La formación para el empleo de jóvenes sin graduado: educación, capacitación y socialización para la integración social. En: Revista de Educación, 341. Septiembre-diciembre 2006, pp.15-34.
Sarceda-Gorgoso, M.C., Santos-González, M.C. y Sanjuán Roca,M.M. (2017) La Formación Profesional Básica: ¿alternativa al fracaso escolar?. Revista de Educación, 378. España. Octubre-Diciembre 2017, pp. 78-102.

domingo, 2 de septiembre de 2018

R-SHINY, PRESENTA TUS RESULTADOS CUANTITATIVOS EN LA WEB

Logotipo del paqueteEn ocasiones, sentimos la necesidad de difundir los resultados de nuestras investigaciones cuantitativas a través de la web. Buscamos la posibilidad de que los visitantes puedan navegar a través de los datos obteniendo cuadros estadísticos y gráficos. En otras ocasiones, requerimos que nuestro equipo de trabajo pueda cargar rápidamente este tipo de información.

Con anterioridad, nos hemos referido a la herramienta R, que es software libre basado en un lenguaje orientado a la estadística que nos abre la posibilidad de realizar una infinidad de tareas, desde las aproximaciones más sencillas a los análisis más complejos.

Recientemente, hemos descubierto R-Shiny, un paquete de R que permite crear aplicaciones que se pueden consultar desde la web. Nos parece una herramienta excelente, de la que destacamos su solidez y su eficiencia. Una forma de aprovechar las potencilidades que brinda el lenguaje R para difundir nuestras investigaciones.

Si ya tienes instalado R en tu ordenador, puedes descargar el paquete con el siguiente comando:


 install.packages("shiny")


Si los datos están en SPSS, SAS, excel u otros formatos, también puedes convertirlos a R y publicarlos con R-Shiny.

Puedes obtener un manual en la siguiente dirección

No dudes en consultarnos si tienes alguna cuestión relacionada.

domingo, 26 de agosto de 2018

IMPUESTO MUNDIAL SOBRE EL CAPITAL

Foto del economista francésCon su libro El Capitalismo del Siglo XXI, Thomas Piketty es hoy por hoy considerado como uno de los mejores economistas del presente siglo.

Piketty (2014) sugiere reflexionar sobre un impuesto mundial sobre el capital como mecanismo de regulación del capitalismo patrimonial globalizado del siglo XXI. Lo plantea como una “utopía útil”, sin desestimar el papel que debe seguir cumpliendo el Estado social y el impuesto progresivo sobre el ingreso.

Propone un impuesto mundial y progresivo sobre el capital, cuya importancia sería preservar la apertura económica y la globalización, sobre la base de repartir los beneficios de forma justa dentro y entre países. Se trata de un impuesto progresivo y anual sobre el patrimonio global, el cual busca gravar más las riquezas mayores a la vez de considerar el conjunto de activos, bien sea de carácter inmobiliario, financiero o empresarial.

Para ello se requiere dar inicio a los proyectos de transmisión automática de información bancaria, para garantizar la transparencia financiera y con ello contar con información para determinar el impuesto al capital; proceso que, por cierto, marcha muy lento sin mayores sanciones al capital global, dada la opacidad sobre la distribución de la riqueza y las fortunas mundiales. Ello obligaría a precisar y ampliar los contenidos de los acuerdos internacionales sobre esta materia.

Destaca también que la función fundamental de este impuesto no es financiar el Estado social, sino regular el capitalismo. Esto supondría colocar límites a la desigualdad creciente a nivel global derivada de la riqueza a la vez que posibilitar una regulación eficaz de las crisis financieras y bancarias.

Invitamos a la reflexión: ¿es un planteamiento útil el impuesto mundial sobre el capital?


BIBLIOGRAFÍA

Piketty, Thomas, 2014, El capitalismo en el siglo XXI. España, Fondo de Cultura Económica.

domingo, 19 de agosto de 2018

I CONGRESO INTERNACIONAL SOBRE EQUIDAD, EDUCACIÓN Y GÉNERO

La Universidad de Murcia, que estrenó este curso el Grado de Sociología, organiza la primera edición del Congreso Internacional sobre Equidad, Educación y Género. El evento se celebrará entre los días 19 al 21 de Septiembre de 2018.

En el momento actual, todavía está abierto el plazo de presentación de propuestas de comunicación (hasta el 3 de Septiembre), así como el de inscripción (hasta el 10 del mismo mes, día en que se publicará la relación de las comunicaciones admitidas junto con el programa del Congreso).

Las temáticas están divididas por los bloques señalados en el título. Así, por el lado de equidad, se tratarán temas relacionados con políticas públicas, exclusión social, diversidad y multiculturalidad, así como desarrollo y sostenibilidad. Por lo que respecta a educación, los temas propuestos son bullying, coeducación, democracia, ciudadanía y derechos humanos, así como pedagogía para la igualdad. Y, por último, la dimensión de género se construye a partir de mercado laboral y profesionalización, empoderamiento y participación, rendimiento y trayectorias académicas y, por último, patriarcado, coerción y violencia.

En el siguiente enlace podéis encontrar más información sobre los materiales.

domingo, 12 de agosto de 2018

AMPLIANDO EL SIGNIFICADO DE PARTICIPACIÓN, TRES NOCIONES DIFERENTES

Las representaciones sobre lo que significa
Imagen de la filósofa norteamericanaparticipación han evolucionado mucho en los últimos años. Algunos movimientos críticos, especialmente el feminismo, han contribuido a ampliar el concepto de participación, más allá de la participación política.

En ese contexto, la filósofa norteamericana Nancy Fraser definió el concepto de contrapúblicos subalternos, que hace referencia a “arenas discursivas paralelas en las que los miembros de grupos sociales subordinados elaboran y difunden con­tradiscursos con el fin de formular su propia interpretación de sus identidades y necesidades” (1990: 67).

Jone Martínez Palacios (2018) publica los resultados de una investigación cualitativa realizada en el País Vasco, en la que clasifica tres imágenes diferentes de participación:

En primer lugar, una “concepción amplia de la participación”, que trata de identificar cualquier acto transformativo como acto participativo. Un aspecto característico de esta concepción es que se apoya en la idea de que la participación es una cuestión de poder.

En segundo lugar, una “concepción mixta de la participación”, que tiende a reproducir la división entre participación visible e invisible, dotando de una mayor importancia a la primera sobre la segunda. Igualmente, tiende a incorporar una noción de la participación basada en dicotomías y jerarquías.

Y en tercer lugar, la “concepción restrictiva de la participación”, que se basa en la ilusión de la existencia de una participación culturalmente neutra y universal de la que se subrayan sus aspectos técnicos más allá de una interpretación sobre el poder.

REFERENCIAS

Fraser, N. (1990) «Rethinking the Public Sphere: A Contribution to the Critique of Actually Existing Democracy». Social Text, 25/26, 56-80. <https://doi.org/10.2307/466240>.

Martínez Palacios, J. (2018) ¿Qué significa participar? Reflexiones sobre la construcción de las imágenes de la participación. En: Revista Papers, 2018,103/3, pp. 367-393.

domingo, 5 de agosto de 2018

PRECARIEDAD COLECTIVA EN STANDING

Cuando utilizamos el concepto de 
Imagen de economista británicoprecariedad ligada al trabajo, pensamos en sujetos y grupos de personas que sufren la desregulación laboral y económica. Nos referimos a aquellos perfiles laborales que cuentan con un mayor desempleo, parcialidad, intermediación laboral o menores ingresos. Podemos, incluso, tener en cuenta a aquellas trabajadoras y trabajadores que han adquirido nuevas formas de empleo que las apartan de la relación laboral clásica, en cuanto a derechos y protección social.

Pero Guy Standing añade algo más: la precariedad no es un nivel salarial o de ingresos monetarios recibidos en determinado momento, sino la falta de apoyo comunitario en tiempos de necesidad, la carencia de subsidios empresariales o estatales asegurados, y la carencia de beneficios privados que complementen las ganancias monetarias obtenidas” (2013: 34).

Dicha definición traslada la cuestión de la precariedad más allá del destino individual y la convierte en un problema colectivo y, como tal, político. Que abre nuestra mirada a lo que sucede a nuestro alrededor más allá de corsés de individualización y biopolítica.


REFERENCIAS

Standing, G. (2013) El precariado: una nueva clase social. Madrid: Pasado y Presente.