domingo, 4 de febrero de 2018

¿HIPÓTESIS EN INVESTIGACIÓN CUALITATIVA?

Un ejemplo de hipótesis requerida
El influjo de los paradigmas de las ciencias naturales es tal, que los formatos para el diseño de proyectos de ciencias sociales llegan a incluir un ítem que indica: ¿cuál es su hipótesis de trabajo?

Ante esta situación, hay dos salidas. Una, señalar que bajo vuestro marco analítico no se parte de una hipótesis previa, sino que ésta se construirá en el proceso mismo de la investigación. Aspecto que debe ser muy bien argumentado, citando autores. Otra salida es señalar un supuesto o hipótesis el cual va a ser contrastado, pero también debe indicar que éste puede ser modificado en el proceso de investigación.

La investigación cualitativa permite que las hipótesis sean formuladas después de que el investigador haya comenzado el estudio. Están fundadas en los datos y se desarrollan en interacción con ellos, en lugar de ser ideas previas que van a ser testadas. Así, la proposiciones hipotéticas son producidas o inducidas durante el mismo proceso de investigación (Silverman, 1994).

Como señala Marinas, “si investigamos no es tanto para verificar (un modelo, una hipótesis cerrada) sino para descubrir. Precisa­mente porque el material con el que tratamos es un material sensible que dice tanto de quien lo dice, como del que está construyendo al decirlo así o por quien está investigando en ese momento” (2005:134). Por ello, la investigación cualitativa no pretende verificar una hipótesis sino develar lo oculto, descubrir aquello que conforma las diversas subjetividades, los discursos de las personas investigadas, los cuales se encuentran situados en contextos histórico-sociales. En este sentido es válido construirla a posteriori, no a priori.



REFERENCIAS

Marinas, J. M. (2005): “10 temas comunes al psicoanálisis y a la investigación so­cial”, Arxius de Ciències Socials, 12-13, pp. 129-140.

Silverman, D. y Gubrium, J. 1994, Estrategias competitivas para analizar los contextos de la interacción social. Sociological Inquiry, Volumen 64, Número 2
Abril de 1994, páginas 179-198.

No hay comentarios:

Publicar un comentario