viernes, 10 de octubre de 2014

¿HAY MÁS HOMBRES O MÁS MUJERES?

He oído muchas veces afirmaciones inexactas sobre la proporción de hombres y mujeres que se da en un país. Pero la demografía nos enseña que hay tendencias generales y nos permite hacer afirmaciones apoyándonos en los datos.

Por ejemplo, no todos saben que en la mayoría de las sociedades del mundo nacen más niños que niñas. La proporción suele estar alrededor de 105 niños por cada 100 niñas. Y es una tendencia que se repite año a año, como vemos en el cuadro siguiente.




No obstante, a medida que las poblaciones masculinas y femeninas van cumpliendo años, la proporción entre hombres y mujeres tiende a igualarse. Puede ser a los 30 años, a los 40 o a los 50 años en sociedades que han vivido una paz duradera y no tienen tasas altas de muerte por violencia. Y es que la guerra y la violencia afectan más a la esperanza de vida de los hombres que a la de las mujeres. Además, los primeros sufren desde el nacimiento una mayor mortalidad por causas naturales.

Otra tendencia general es que en los últimos años de la vida la proporción de mujeres es más alta que la de hombres. Por eso decimos que la esperanza de vida de ellas es más alta que la de los ellos. Lógicamente, dicha tendencia se incrementa en sociedades que han tenido largos conflictos armados y altas tasas duraderas de muerte violenta.

Otro factor que puede desequilibrar estas pautas generales es la migración de personas. En algunos países, la migración internacional de mujeres puede ser más alta, y también puede ocurrir al revés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario