viernes, 10 de mayo de 2013

UNA MIRADA SOCIOECONÓMICA A LA OBESIDAD

En el mundo en que vivimos hay un discurso dominante que trata de
Aumento de la obesidad
explicar los problemas sociales desde lo biológico. Por eso, sorprende gratamente encontrar reflexiones acerca de hechos biológicos que se fundamentan en lo social, lo económico y lo histórico.

Vicenc Navarro, catedrático de economía de la Universidad de Barcelona, en su artículo “El proceso político de la obesidad", relaciona el aumento del número de personas con sobrepeso con la desregulación sociolaboral que se ha dado en los últimos años.

¿Qué pasó en los EE.UU. para que el sobrepeso pasara del 48% de 1980 al 68% de 2008? ¿El aumento es únicamente resultado de planes publicitarios de las empresas de comida rápida y helados?

Se detiene en los años 80, la época del presidente Ronald Reagan, en la que los trabajadores estadounidenses sufrieron la mayor pérdida de derechos desde el nacimiento de la llamada democracia: flexibilización laboral, ataque frontal a los sindicatos, descenso de los salarios, empeoramiento de las condiciones de trabajo a través de políticas salvajes    de reducción de costos y de aumento de la productividad, paulatino desmantelamiento de la protección social, mayor represión (en el período señalado la población reclusa se ha quintuplicado en ese país), etc.

Todos estos cambios han generado inseguridad y ansiedad. La obesidad podría haber dejado de ser una enfermedad de ricos, para convertirse en una enfermedad de pobres.

El artículo aporta también una mirada histórica que puede ayudar a entender la crisis financiera mundial que se vive en este momento. Los trabajadores vienen sufriendo las políticas neoliberales desde hace décadas. Un tiempo en que, en términos generales, no han sido capaces de organizarse colectivamente ante las agresiones recibidas. Cuando se analiza la eficiencia de movimientos alternativos como Occupy Wall Street o los indignados, sería conveniente considerar el trayecto histórico recorrido hasta ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario