domingo, 28 de febrero de 2016

ESTATUS ADSCRITO Y ESTATUS ADQUIRIDO

Según Parsons, un actor social es al mismo tiempo sujeto y objeto para los otros, que lo evalúan en función de la orientación de sus actos. De esta manera, lo adscrito y lo adquirido articulan la diferenciación de los actores en un sistema social. Los criterios adscriptivos hacen referencia a lo que los sujetos son, en virtud de su nacimiento; mientras que los criterios adquiridos evalúan lo que los sujetos hacen o realizan durante su vida (Parsons, 1982).

El estatus adscrito es independiente de la voluntad y el desempeño, mientras que el estatus adquirido se construye precisamente a partir de esos dos elementos, que pueden concretarse en el nivel educativo o la experiencia profesional, por ejemplo.

Una diferencia importante entre las sociedades está en el peso que dan al estatus adscrito y al estatus adquirido. En las sociedades tradicionales priman los criterios adscriptivos, mientras que en las sociedades modernas tienen mayor importancia los criterios que evalúan las realización del actor. Aunque depende de la élite que esté en el poder. También se dice que cuanto más priman los criterios adscriptivos más cerradas y jerárquicas son las jerarquías sociales (Giner et al, 1998, pp. 268-269).


REFERENCIAS

Giner, S., Lamo de Espinosa, E. y Torres, C. (1998) Diccionario de Sociología. Madrid: Alianza Editorial.

Parsons, T. (1982) El sistema social. Madrid: Alianza Editorial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario