lunes, 14 de mayo de 2018

LA FORMACIÓN DUAL, UN COMPROMISO INSTITUCIONAL

Control numérico
Imagen de una formación en grupo
Formación práctica en la empresa
La globalización asociada a una mayor competitividad e incertidumbre ha generado un impulso cada vez mayor a la formación dual. En el marco de la formación profesional, combina procesos de enseñanza teórica en los centros de formación con períodos importantes de formación práctica en la empresa; lo cual supone un régimen de alternancia entre los centros de formación y las empresas. 

Alemania es uno de los países que cuenta con mayor desarrollo de la formación dual, como resultado de una alta tradición en oficios y una apuesta institucional fuerte hacia dicho modelo. Torner y Woolley señalan algunos de estos elementos: Primero, a diferencia de países como España, en donde tradicionalmente la formación profesional ha sido el lugar para jóvenes con dificultad escolar, el ingreso a dichos centros supone un alto logro académico y técnico. Segundo, está sustentado en un fuerte compromiso y coordinación entre el Estado y las asociaciones de empleadores y trabajadores. Tercero, existen mecanismos legales que formalizan los derechos y deberes de los aprendices en términos salariales y condiciones laborales, siendo atractivo tanto para los jóvenes acceder a este sistema como para los empresarios apoyar la formación. Cuarto, apoyo financiero estatal a la infraestructura de capacitación para garantizar la calidad de la misma. Quinto, compromiso de los empleadores a facilitar instructores en las empresas para hacer de la formación práctica un espacio de aprendizaje articulado a los conocimientos teóricos adquiridos y necesidades del sector. Sexto, articula los cambios tecnológicos a la formación como política industrial. Y séptimo, una legislación laboral generosa en materia de bienestar ante el despido a la vez que coloca restricciones al mismo a través de la legislación y codeterminación a nivel de empresa (2016: 330).

Los anteriores compromisos institucionales explican el porqué un poco más de medio millón de estudiantes alemanes cursan actualmente formación dual, quedando sin cubrir el 13% de las solicitudes. En 1969 se implantó este modelo y el 50% de los trabajadores cuentan con esta formación.

A buena parte de los países que apuestan por esta salida les queda un largo camino por andar, no sólo valioso en términos de productividad y desarrollo económico, sino atractivo para los jóvenes que apuestan a la formación profesional en espacios en donde realmente confluyen lo teórico con lo práctico, en el marco de garantías laborales.


BIBLIOGRAFÍA

Toner, Phillip y Woolley, Richard, 2016, Perspectivas y debates acerca de la formación profesional, las capacidades, y las perspectivas de innovación. En: Revista Española de Sociología (RES) 2016, Vol. 25 (3), 319-342.

No hay comentarios:

Publicar un comentario