domingo, 10 de mayo de 2015

¿QUÉ ES DETERMINISMO?

En una entrada anterior, definíamos determinismo tecnológico como la idea que relaciona los avances tecnológicos con el aumento del desarrollo.

Pero cabe explicar a qué nos referimos cuando hablamos de determinismo. Para ello, aprovechamos para explicar también los fenómenos aleatorios.

Fenómenos aleatorios son aquellos que, al desarrollarse o ejecutarse en las mismas condiciones, no podemos predecir a priori su resultado (Santos et al. , 2003, p. 21). Por ejemplo, cuando elegimos una carta entre una baraja de naipes, no siempre tendremos la misma.

Mientras tanto, los fenómenos determinísticos se producen cuando el resultado de ese experimento o ejecución es siempre el mismo. Por ejemplo, cuando mezclamos agua con aceite hirviendo obtenemos un efecto expansivo que llamamos “salto”.

Los resultados determinísticos se pueden predecir, mientras que los resultados de los fenómenos aleatorios no.

A partir del concepto de fenómeno determinístico surge el de determinismo, entendido como la tendencia a establecer pautas y reglas de comportamiento de fenómenos que, en realidad, pueden ser más complejos. Se puede definir también como la tendencia a considerar que toda consecuencia responde a una causa o a una cadena de causas.


REFERENCIAS


Santos, J., Muñoz, A., Juez, P., Cortiñas, P., 2003, Diseño de encuestas para estudios de mercado. Técnicas de muestreo y análisis multivariante. Madrid: Ed. Centro de Estudios Ramón Areces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario