viernes, 14 de febrero de 2014

POSICIÓN DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS ANTE LA INMIGRACIÓN EN EUROPA


Posición política ante la inmigración
Como se señala en una entrada anterior, el estudio de Martín Artiles y otros destaca que la posición política de los ciudadanos tiene relación con las actitudes ante la inmigración, siendo los que se ubican en la derecha y la extrema derecha los que tienden a demandar más políticas restrictivas hacia la inmigración. Ciertamente, las diferencias entre el discurso político derechista y neoliberal de exaltación del individuo, con respecto a los valores de la izquierda, que se han caracterizado por un al mayor sentido colectivo y de solidaridad, se reflejan en los datos.

Se señala también que, pese a ello, estas actitudes están creciendo también entre los grupos que reconocen una ideología más cercana al centro e, incluso, a la izquierda. Los autores relacionan esta cuestión con el aumento de la incertidumbre que ha dejado la flexibilización y la fuerte crisis económica.

No obstante, hay un elemento importante. La posición de los partidos políticos de izquierda ante la inmigración ha cambiado notablemente en estos años de decrecimiento. Sirva como ejemplo, el giro en la posición del PSOE de Zapatero que se vivió en España. Si en el año 2006, la propia Presidencia del Gobierno publicaba un documento que destacaba las ventajas de la inmigración para la economía , sólo dos años más tarde, el mismo Gobierno aprobaba el Programa de Retorno Voluntario de Inmigrantes desde España (PREVIE).

La medida, consciente o inconscientemente, produce unas consecuencias en la sociedad. Que el Gobierno invite a los inmigrantes a retornar a sus países porque el contexto de crisis ya no permite que sigan ahí es, cuanto menos, peligroso. ¿Qué puede pensar un votante de Zapatero? Muy probablemente que para reducir el alto desempleo es mejor que los de fuera se marchen. O, tal vez, que España ya no puede permitirse tener inmigrantes y que su líder político ha rectificado su posición anterior.

Las consecuencias de tal medida inciden en extender a todo el espacio ideológico las dudas sobre la convenciencia de mantener inmigrantes. Si las políticas restrictivas se habían centrado hasta entonces en el control fronterizo, el citado Programa abrió la veda para poner en cuestión la presencia de inmigrantes “legales”.

¿Qué motivó este cambio que se produjo en 2010? Posiblemente la pérdida de apoyo y el ascenso de Mariano Rajoy en las encuestas, político que centró buena parte de su discurso en proponer el endurecimiento de las políticas que regulan la inmigración. Nunca más hemos vuelto a escuchar del PSOE posiciones que muestren las ventajas de la inmigración.

En resumen, cabe destacar la importancia de la posición de los partidos políticos en la configuración de un discurso ante la inmigración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario